Oraciones de sanación para diferentes enfermedades

La salud es un tema muy importante que muchas veces nos agobia, ya sea un amigo, un familiar, nuestra pareja o hasta la salud persona. Haz con nosotros estas oraciones de sanación para diferentes enfermedades, para que Dios haga su voluntad y nos de alivio.

Advertisement

Plegaria de sanación para los enfermos terminales

Oh- Dios todopoderoso, me presento ante ti con humildad,
Para que escuches mis oraciones, ruegos y plegarias,
para que me ayudes en estos momentos de tristeza, de
abatimiento en mi alma.

Te pido Señor la sanación de los enfermos tanto de cuerpo
como de alma, libéralos de las enfermedades que padecen,
se ven muy vulnerables.

Advertisement

Te pido Señor ten piedad de loe enfermos terminales
esos que ya no tienen salida y solo esperan el día final.
Dales consuelo, liberación y sobre todo dale serenidad en
estos momentos de angustia.
Bríndales una muerte digna y sin dolor, te ruego Señor.

Dios Padre Celestial, posa tus manos sobre sus cuerpos enfermos
y transmíteles toda la energía positiva que necesiten
para sanar sus cuerpos y almas.

Advertisement

Por tu misericordia infinita derrama sobre ellos mucha paz
espiritual, todos están esperanzados en tu presencia,
’han sentido mejoría, muchos confían en que van a sanar.

Todos esperan un milagro porque tienen fe en usted;
Debemos estar claros Señor en que no todos pueden sanar
Pero lo último que se pierde es la esperanza,
Cúbrenos Señor, tanto a los enfermos como a sus familiares
con tu santo manto, dales sabiduría, mayor nivel de conciencia,
paciencia y valor para aceptar lo que usted mi Señor disponga,

Amén

Petición por los enfermos de leucemia

Oh- Padre Celestial, me siento angustiado, afligido y
abrumado por tantas enfermedades que hay en el mundo.
Te pido de corazón escucha mis plegarias y oraciones para pedir
por los enfermos de leucemia.

Padre Mío, te pido exclusivamente por (nombre de la persona)
que padece esta terrible enfermedad.
No permitas que pierda la esperanzas, dale tu mano, dale una luz,
cúbrelo con tu manto y no permitas que pierda la fe,
dale fuerza, que recobre la esperanza, da le la fuerza
la voluntad, puede sanar si cumple sus tratamientos.

Dios todopoderoso, dale fuerza a todos aquellos que por
el tipo de enfermedad no se pueden curar, acompáñalos
Señor en los momentos de dolor.

Padre Celestial, con tu infinita bondad has que mi amigo
recobren su salud.

Concédenos Señor salud para nuestro cuerpo y para nuestra mente,
Sosiego para nuestras angustias y paz para nuestra alma,
líbranos de toda enfermedad, haz un milagro, tenemos fe en ti Señor.

Bendice Señor a los médicos que muchos por vocación hacen
Lo imposible para suministrarles un buen tratamiento, dales
Sabiduría e inteligencia.

Señor, también te pido por todos los familiares de los enfermos,
llénalos de paciencia y comprensión, fortaleza, fe y esperanza.

Dales fuerzas para que juntos sobrelleven la carga, no es fácil
Señor tener un familiar enfermo y a veces uno se siente impotente.
Señor, Padre Celestial evoco esta oración por los enfermos,
Este con ellos Señor y dales una luz de esperanza.

Amén.

Oración de sanación contra la depresión

Oh padre celestial,
amado padre vengo a ti a implorarte
para que me restablezca mi salud,
tengo un gran sufrimiento, me siento débil,
desanimado, sin fuerza, anímico,
tengo una gran depresión,
solo su misericordia infinita me puedes ayudar.
Padre tu eres el mejor médico del mundo,
ven a mi padre mío, haga que me sane,
que tenga mejoría, cura mi enfermedad,
 ten compasión, no me deje solo postrado en esta cama,
escucha mis plegarias, ruegos y oraciones,
cura mi salud física y mental.

Padre sea indulgente conmigo,
 usted comprende y entiende este momento que estoy viviendo,
es un momento de desconcierto fue tan rápido
que mi salud se trastocó que nunca pensé que me iba a pasar.

Te lo pido señor sana mi cuerpo, alma, espíritu y corazón,
saca todo lo malo, lo dañado, intervenga como médico,
para poder recobrar mi salud.
En tus manos estoy,
los médicos me han dado medicamentos,
he sentido una leve mejoría,
pero usted señor primeramente el que me va devolver mi salud,
tengo fe y mucha, confianza de tu santa intervención
para ser de nuevo como antes una persona sana y fuerte.

Padre tú que todo lo sabe y todo lo ve,
concédeme el milagro de recobrar mis fuerzas,
que desaparezcan los dolores, los efectos de las medicinas
que hagan lo que deben hacer, hágase su voluntad.

Padre mío en estos momentos de desuso siego acuérdate de mí,
de tu siervo señor esto es una pena muy grande estar postrado en la cama,
siento los dolores tan intensos de esta enfermedad toma mi mano señor,
cura mi cuerpo, dame salud, te lo imploro,
son momentos muy amargos que estoy atravesando,
perdóname señor por todos mis pecados, lléname de bendiciones.

Amén.

¿Cómo sanar a los enfermos?

Los creyentes son los que son aptos para sanar a los enfermos, un creyente es el que cree en que Jesús es el hijo divino de Dios y es nuestro redentor, pero también tiene facultades para echar afuera demonios, también pueden poner sus manos sobre los enfermos y sanarlos.

La primera en que Jesús sanó durante su estadía terrenal fue tocando a la gente “imposición de manos”.

Los enfermos se sanan porque cumplen el tratamiento médico al pie de la letra, creen en Jesucristo, porque si somos creyentes estamos llenos del Espíritu Santo, Jesús vive dentro de cada uno de nosotros.

Una oración de sanación dicha con fe, con convicción puede ser eficaz para sanar a los enfermos, el poder de la fe hace milagros.

Si una persona busca sanarse debe poner atención en lo interno y ver cuál es la actitud que asume ante la enfermedad, hay ocasiones en que la enfermedad no es física, ni mental, ni emocional, sino espiritual. El alma no tiene la posibilidad de liberarse de la vida de un individuo.

Cada enfermedad por muy simple que sea necesita ser tratada en:

1ºnivel: Nivel físico, cuando la persona va al médico, este la examina y le manda un tratamiento, la persona cumple dicho tratamiento y regresa al médico para una nueva evaluación, lo que indicará si mejoró y de ser así cierra su hoja clínica.

2ºnivel: Nivel psicológico, en este caso el médico examina, ve, observa, diagnostica si la enfermedad a nivel físico ha afectado la psiquis del paciente, si es el caso le remite o refiere a un especialista para que lo vea.

3ºnivel: Nivel Espiritual: El problema, núcleo espiritual que debe ser aliviado con medicina espiritual. Debemos entender que sanar es restituir la salud perdida; estamos enfermos, nos vemos con un médico, tomamos el tratamiento y nos sanamos, es decir, recobramos la salud.

Todo proceso de sanar conlleva a que la persona enferma utilice y haga uso de las recomendaciones médicas, he aquí en el nivel físico que la oración cumple su función de sanación porque el paciente invoca a Dios, le pide a Dios, con amor, con fe y Dios le concede sus peticiones, no está afectado su nivel 2, es decir su nivel psicológico y por supuesto tampoco está afectado su nivel espiritual.

¿Por qué nos urge rezarle a Dios?

Tenemos la necesidad porque Dios es nuestro Señor, nuestro padre, el vehículo para alcanzar la gracia de Dios es la oración, a través de ella él nos escucha, oye nuestras plegarias y suplicas.

Dios nos escucha lo que le pedimos mediante la oración y nos concede lo que mejor nos conviene para nuestra sanación, en el caso de un enfermo que es un ser querido, lo mismo, él no tiene diferencia ni preferencia por nadie, lo hace si y solo si las personas o familiares y la persona enferma solicitan su ayuda poderosa, quien la solicita debe ser una persona creyente de la palabra de Dios y deben hacerlo con mucha fe.

Debemos partir del principio que si quieres hablar con Dios, conversar con él con Nuestro Padre Celestial, con Jesús, con el Espíritu santo, con muestra madre la Virgen María, pues es a través de la oración y ese diálogo debe ser lo más natural que podamos, pedimos perdón, pedimos por nuestra salud y la de todos los enfermos y en especial por (Nombre de la persona) para que se recupere pronto, Dios siempre nos va a escuchar.

La importancia de la fe del enfermo

Es contradictorio hay situaciones o momentos que debemos superar, obstáculos que ponen a prueba nuestra fe por el Señor. Justo aquí es cuando nuestra esperanza es valorada por Dios para saber si le somos devotos.

Si tenemos fe, creemos en Dios, tenemos esperanza y realmente confiamos en él, sabemos que la piedad del Señor puede curar enfermos, él sabe los momentos de angustia de tribulaciones que se padecen por una enfermedad severa, y justamente es el quien sabe si va a sanar o no.

Todo esto hace que los enfermos se aferren a una luz de esperanza, porque es tan grande su fe en Dios que están convencidos que les puede hacer un milagro, muchas veces ha pasado que se da ese milagro, gracias a Dios, pero no siempre es así y en otros casos la situación es distinta, por mucho que se tenga fe y esperanza el desenlace es otro, debemos estar preparados incluso para lo peor, debemos comprender que todo es un ciclo y que la vida también lo es.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario