Oración de sanación espiritual

Todo Dios Padre Poderoso, he venido Señor a postrarme de rodilla ante ti, con mucho fervor vengo a decirte que me encuentro angustiado, con mucha tristeza, con una gran confusión y desconcierto, con gran dolor en mi interior, no es, en el corazón es más allá es en mi alma, Señor ayúdame a sanar mi espíritu.

Advertisement

Entra en mi cuerpo y límpiame de todas las impurezas que pueden haber, de todos mis pecados, y de malos pensamientos,
Tengo una gran aflicción, cura mis heridas sánalas que no queden huellas ni marcas, elimina el dolor, la desesperación, el pesimismo, el conformismo, la resignación, la preocupación.

Aleja a las personas que siempre me han envidiado y me desean que me vaya mal en todas mis actividades que realizo o en las que voy a iniciar.
Cuídame del maligno que se disfraza de buena gente y lo que están buscando son mentes débiles para hacerles daño.
Aleja a personas interesadas y mal intencionadas, personas desubicadas y con mentes macabras aléjalas, desaparézcalas de este mundo Señor
Padre mío, no permita que ande gente por el mundo haciéndole daño a todos con un manto de impunidad.

Advertisement

Padre mío, no permita que el odio, la mentira,
el ensañamiento, la venganza, y todo lo negativo
se apoderen de mí, entra hasta lo profundo de mi ser,
a mis extrañas, dame la sanación.

Aleja las tentaciones y los malos hábitos, el consumo de alcohol,
drogas, sexo desenfrenado sin ningún tipo de control,
estos lo que hacen es perturbar mi mente, mi nivel de conciencia,
te pido Señor de todo corazón, quiero una sanación espiritual
que me aleje de este mundo mundano.

Advertisement

Dios Padre escúchame, no solo tengo fe que me perdone,
sino que me convierta en un hombre nuevo,
para comenzar una nueva vida y estar más cerca de ti Señor, sáname.

Amén.

¿Por qué una oración de sanación espiritual?

Tanto el cuerpo necesita alimentarse para estar sano, como el espíritu necesita paz, alegría, felicidad, armonía, calma, silencio, relajación, reposo, para que estemos bien en nuestro interior, en nuestro yo, y el estar bien, se manifiesta en nuestra manera de ser, de nuestro comportamiento, la manera de ver el mundo, el irradiar energía positiva, el magnetismo que tenemos y las otras personas lo perciben.

Debemos tener una actitud positiva ante la vida y ante los hechos y circunstancias que nos pasan, no debemos perder el norte de nuestra existencia y mucho menos dejarnos llevar por acciones negativas, o estado de ánimo como: La tristeza, la frustración, esto nos conduce a un estado de frustración, en este punto, es cuando el espirito se empieza a enfermar.

No debemos ni podemos dejarnos influir por malos pensamientos, que se quedan allí en nuestra mente, eso es perjudicial, es cuando provienen las enfermedades, muchas de estas enfermedades trastornan la psiquis, en ocasiones son difíciles de curar.

¿Cómo cuidar mi espíritu?

El alimento para curar al espíritu es la oración de sanación, la oración es la forma más expedita para comunicarse con Dios, para hacer esa conexión hombre-Dios es a través de la fe, convicción, seguridad en lo que se dice, estar plenamente convencido que la palabra es poder, cuando invocamos Dios él te escucha.

¿Tiene vigencia la oración de sanación espiritual?

Si, tiene vigencia a pesar que el mundo está polarizado, vivimos momentos muy convulsionados, pérdida de valores, de principios morales, éticos, consumismo desenfrenado, el alejamiento cada vez más de la iglesia católica por los casos de pedofilia, todos debemos y tenemos que revisarnos, estamos sumergidos a en tiempos de cambios.

Hoy por hoy el hombre está llamado a ser más espiritual, ser más humanista, ser mas humilde, honesto, la espiritualidad es un nivel de conciencia superior, un estado de gracia porque estamos en paz con nosotros mismos y con nuestro Padre.


¡Comparte!


¿Quién ha escrito este contenido?

Deja un comentario